¿Te atreves con un brunch? Empezando el día con legumbres

8 de abril de 2021

¿El fin de semana tienes más tiempo y te gusta disfrutar del desayuno?, la comida más importante del día… Te proponemos un desayuno muy completo y nutritivo… ¡una moda que ha llegado para quedarse!

El brunch – término anglosajón que proviene de la unión de breakfast y lunch– es una combinación de desayuno y almuerzo típico del Reino Unido y Estados Unidos, y también ahora en nuestra cultura mediterránea ya que es una opción energética muy interesante para el fin de semana. ¡Te lo contamos!

Características del brunch nacional

Este fenómeno comenzó importando el típico desayuno inglés a base de huevos, salchichas, tostadas y alubias con tomate. Pero la versión local es mucho más versátil, ya que a los productos dulces típicos del desayuno se le unen platos salados, fruta fresca, zumos y un buen té o café para acompañar, y por supuesto… incluye legumbres de forma habitual, cosa que aumenta la calidad nutricional del brunch. ¡Es el planazo para los amantes del desayuno con cubiertos!

Las legumbres en el desayuno

Las legumbres son un producto típico de los brunch pero, ¿podemos consumir legumbres en el desayuno? ¡Rotundamente sí! Nos aportan hidratos de carbono complejos, fibra y minerales como el hierro. Las legumbres, además, si se combinan con cereales, aunque no sea en la misma comida, nos aportan todos los aminoácidos esenciales para la proteína vegetal completa.

Visita este otro artículo en el que explicábamos los 10 beneficios que nos aportan las legumbres. ¡Acabarás echándolas de menos en todos tus platos y a todas horas!

Ideas de recetas para tu brunch con legumbres

Incluirlas en el desayuno es unaoportunidad de aumentar el número de raciones semanales y, por lo tanto, de mejorar el contenido nutricional de la primera comida del día. A continuación, te damos algunos ejemplos de desayunos completos con legumbres.

El tradicional English Breakfast

El tradicional desayuno inglés se sirve con sus famosas ‘baked beans’, las típicas alubias con tomate de característico y agradable sabor meloso… ¿Cómo preparar una versión ‘baked beans’ saludables en tu cocina? Facilísimo:

  • Sofreír en una cazuela con un poco de aceite de oliva virgen extra, una cebolla mediana rallada, con un poco de ajo picado y tus especias favoritas (¡la cayena le da un toque exótico genial!).
  • Cuando empiece a dorarse debes añadir 3 tomates rallados, o unos 400gr de tomate triturado. Lo dejaremos hacerse un mínimo de 20 minutos para que se reduzca bien.
  • Para darle un toque de sabor, añadimos una cucharada sopera de vinagre suave o vino blanco, una pizca de sal y aceite.
  • Una vez la salsa haya espesado y oscurecido, es el momento de añadir las alubias cocidas blancas o rojas. El frasco grande (660 g) te alcanzará para 3-4 raciones.
  •  Deja a fuego bajo unos 10 minutos más y… ¡listas para servir en un plato o encima de una tostada integral!

Puedes acompañarlas con huevo, champiñones, tomate natural salteado… puede variar mucho en función de los gustos de cada uno. Eso sí, ¡no te olvides de las alubias!

Brownie vegano de alubias largas

Un dulce, ¿a base de legumbres? Sin duda a las generaciones más mayores les parecerá de lo más extraño. Pero lo cierto es que, hoy en día ¿quién puede resistirse a un rico brownie?

Además, se trata de una versión vegana y apta para todos los públicos. No se usan harinas refinadas, sino que se elabora con avena en polvo, y siempre con el valor nutritivo de las legumbres. Si todavía no se te hace la boca agua, ¡despeja tus dudas con nuestra vídeo receta!

Hummus de garbanzos

Un buen hummus pega con todo. Al consumirse frío, es cómodo para llevar, y muy fácil y rápido de elaborar. ¿Qué necesitamos para probarlo?

  • Sólo necesitarás un frasco de garbanzos cocidos. Debes ponerlos en un cuenco o un vaso de robot de cocina junto con: un ajo pelado, un puñadito de semillas de sésamo o una cucharada de tahín (pasta de sésamo), el zumo de medio limón, unas semillas de comino trituradas (5g), una pizca de sal y ¼ de vasito de agua.
  • Trituramos hasta conseguir una textura homogénea, y añadimos 2 cucharadas de aceite de oliva virgen. Opcionalmente, puedes añadirle un yogur natural. En muchos restaurantes libaneses lo incorporan para aumentar la cremosidad.
  • El punto de espesor dependerá de las preferencias de cada persona, y se puede corregir con agua o aceite.
  • Ya está listo para servir, pero podemos espolvorearlo con un poco de pimentón dulce, semillas variadas… ¡al gusto!

Será un perfecto acompañamiento para tus tostadas, o para comerlo dipeando con hortalizas crudas como zanahoria, apio, pepino o pimiento. Puedes conseguir versiones muy originales añadiéndole a la receta ciertos alimentos que le den color, por ejemplo, la remolacha, o el aguacate. ¡Sólo con ver la mesa de tu brunch te alegrará la vista!

Estas recetas gustarán incluso a los peques de la casa. Por eso, prueba a preparar un brunch saludable y apetecible, sin olvidarte de todos los grupos de alimentos ¡Atrévete a empezar el día con legumbres!