Legumbres, cultivo sostenible

22 de julio de 2021

Legumbres, cultivo sostenible  

La alimentación es un tema que día a día genera más interés. Cada vez queremos estar más informados, saber qué comemos, qué necesitamos y qué alimentos son mejores. Pero además de la salud, la sostenibilidad se ha “colado” entre los motivos por los que intentamos incorporar nuevos alimentarios. Pero ¿qué relación tiene la alimentación con la sostenibilidad? ¿Contaminan todos los alimentos por igual? En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre la alimentación sostenible y el papel de las legumbres en todo ello. 

El cultivo sostenible de los alimentos o su impacto en el medio ambiente 

La producción de los alimentos tiene un impacto en el medio ambiente. En concreto, se calcula que el cultivo y procesado de los alimentos generan un 26% de los gases de efecto invernadero en el mundo, contribuyendo a la emergencia climática

Pero ¿todos los alimentos generan el mismo impacto? La respuesta es no. Algunos alimentos son más sostenibles que otros. Los vegetales en general suelen tener una huella de carbono baja. En particular, las lentejas son el alimento de consumo habitual que menos impacto medioambiental tiene (su huella de carbono es de tan solo 0,9 kg CO2/kg) mientras que para otros alimentos como el arroz es de 4 kg CO2/kg.  

Legumbres, un cultivo sostenible  

Las legumbres permiten un cultivo sostenible. En primer lugar, tienen una baja huella de carbono, o lo que es lo mismo, emiten pocos gases de efecto invernadero. Por eso, su cultivo reduce de forma indirecta la emisión de estos gases que contribuyen al calentamiento global del planeta.  

Pero, además, contribuyen a la alimentación sostenible de diferentes formas. Vamos a verlas. 

Favorecen el crecimiento de otros cultivos 

Las legumbres captan el nitrógeno de la atmósfera, lo transmiten al suelo, y permiten que los cultivos cercanos crezcan más rápido, pudiendo llegar a concentrar hasta 300 kilos por hectárea. Esto es importante, ya que las plantas necesitan fertilizantes de nitrógeno para crecer.  

Tampoco necesitan prácticamente químicos para crecer, favoreciendo también al medio ambiente. Al tener unas raíces muy largas y profundas, no necesitan competir con otros cultivos por el agua, favoreciendo el crecimiento del resto.  

Es un cultivo sostenible del que no se desperdicia nada  

Como lo oyes, ¡de las legumbres se aprovecha todo! Los granos son la parte que nosotros consumimos (lentejas, garbanzos, alubias, etc.). Las vainas que contienen los granos se utilizan como forraje para sustentar a los animales. Por último, cuando la planta llega al final de su vida, realiza una última función: fertilizar el suelo. Por lo tanto, las legumbres serían un cultivo sostenible en su totalidad.  

Necesitan poca agua para crecer  

El agua es un recurso fundamental para la vida, pero no es ilimitado. ¿Sabías que el 70% del agua accesible del mundo se utiliza para la agricultura? Para saber cuánta agua necesitan los alimentos para crecer, se utiliza un indicador llamado huella hídrica. Este indicador nos da define el volumen total de agua utilizada para producir bienes. Por ejemplo, según la FAO, para el cultivo de 1kg de los frutos secos se necesita más de 8000 litros de agua, sin embargo, ¡para cultivar 1kg de legumbres solo se necesita menos de la mitad de ese volumen de agua!”.   

El desperdicio alimentario, un cambio a favor de la sostenibilidad  

Como ya hemos visto, producir algunos alimentos supone una huella de carbono mayor. Sin embargo, otro factor que influye en la crisis climática es el desperdicio alimentario. ¿A quién no le ha sobrado parte de la comida o de la cena? En muchos casos, optamos por tirarlas directamente. Otras veces por guardar las sobras en la nevera, aunque muchas veces acaban en la basura un par de días más tarde. 

Este gesto puede parecer poca cosa, pero sumado a todos los alimentos que se desechan antes de llegar a los comercios y en los mismos, hace que el desperdicio alimentario sea el responsable del 8-10% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero según la Organización de Naciones Unidas (ONU).  

Planificar bien nuestras compras, almacenar los alimentos en buenas condiciones y ordenar la nevera según la caducidad de los alimentos puede ayudarnos a disminuir el desperdicio en casa. Y para aquellos más cocinillas, la cocina de aprovechamiento puede ser una gran oportunidad para crear nuevos platos a la vez que aprovechamos al máximo los recursos. A continuación, te damos ideas para aprovechar tus legumbres: 

Nuestra propuesta Ja’e  

¿Has abierto un tarro de legumbres y no lo has terminado? ¿No se te ocurre que hacer con ellas? ¡Pues muy  

sencillo!  

Receta de hamburguesa de alubias rojas con aromas 

Te proponemos que pruebes una de nuestra receta de hamburguesa. Nosotros la hemos hecho con alubias rojas, aunque puedes utilizar las legumbres que prefieras. Prepárate una rica hamburguesa con ellas y disfruta de tus legumbres de una forma diferente.  

Hummus de garbanzos 

Los garbanzos son una legumbre que nos sirve tanto para preparar un cocido, como un poke bowl, o un delicioso hummus. En este caso, podemos utilizar los garbanzos salteados de la noche anterior para preparar un delicioso hummus como este 

Brownie vegano de alubias largas  

Como ya te hemos contado en otras ocasiones, podemos preparar platos riquísimos con legumbres… ¡tanto dulces como salados! En este caso, te proponemos aprovechar tus alubias largas restantes para preparar este rico brownie vegano. ¡Delicioso!  

Incorporar hábitos alimentarios sostenibles a nuestra dieta no tiene por qué ser complicado y nos permite poner nuestro granito de arena en el cuidado del planeta. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que una alimentación sostenible debe contener abundantes frutas y verduras, además de cereales integrales, frutos secos y legumbres. Cuidar de nuestro planeta es responsabilidad de todos, anímate a incorporar estos alimentos en tu menú y combate la emergencia climática comiendo bien.